Espacios interiores: obra completa, Catalina Rodríguez Ver más grande

Espacios interiores: obra completa, Catalina Rodríguez

El producto se encuentra agotado

1. 35x25cm

2. 35x25cm

3. 50x30cm

4. 50x30cm

5. 50x30cm

6. 50x50cm

7. 50x50cm

8. 50x50cm

9. 37x60cm

10. 37x60cm

11. 37x60cm

12. 60x40cm

13. 60x40cm

14. 60x40cm

Más detalles

2 692,31 €

Catalina Rodríguez Villazón

 

www.catalamitad.com

@catalamitad

Espacios interiores surge tras la lectura de La Resistencia íntima: ensayo para una filosofía de la proximidad*, de Josep María Esquirol. El autor explica la necesidad de reivindicar un espacio interior, un tiempo para el cuidado y la escucha de uno mismo, temas presentes en mis últimas obras. El resultado son catorce paneles-cobijo con cerámicas de formas vegetales, que simbolizan ese florecimiento interior que busco.

Hice las cerámicas bajo la supervisión de la artista Charo Cimas, en su taller en Villaviciosa, Asturias, lugar donde nací, entre el verano del 2016 y el invierno del 2018. Apartarme del dinamismo de la acuarela con la que trabajo habitualmente, hizo que pudiera encontrar ese espacio para plazos más lentos. Las visitas al taller de Charo fueron un refugio, un encuentro de diálogo y aprendizaje, de cambio de tempo y de maneras de pensar respondían a mi necesidad de volver al cuidado, a casa.

*La partida importante no se juega en el binomio intimidad-exterioridad. No se trata de que la resistencia sea un ejercicio de fortificación de la intimidad, ni que el cuidado de sí sea un movimiento estrictamente centrípeto. La existencia es, en el mejor de los casos, existencia expuesta, abierta e interpelada. La senda bidireccional intimidad-exterioridad es camino de existencia. Cortar el paso conlleva una disminución, un empobrecimiento, una pérdida. Por tanto, la cuestión no es interioridad o exterioridad, sino más bien qué tipo de tránsito, qué tipo de relación existe entre ambas. Una cosa es la fascinación consumista, donde el erotismo de la mercancía atrae a una intimidad predispuesta para la dispersión y otra bien distinta la comunicación con los otros y la construcción del mundo. Así pues, la resistencia íntima no alude a ninguna cerrazón. Son las aberturas, no las murallas, las que vinculan con la exterioridad. A casa se vuelve porque se sale.

30 Productos relacionados:

Boletín





PayPal