Matador B. El Mediterráneo
Matador B: El Mediterráneo -Agotado-
Matador B: El Mediterráneo -Agotado-
Matador B: El Mediterráneo -Agotado-
Matador B: El Mediterráneo -Agotado-
Matador B: El Mediterráneo -Agotado-
Matador B: El Mediterráneo -Agotado-
Matador B: El Mediterráneo -Agotado-
Matador B: El Mediterráneo -Agotado-
Matador B: El Mediterráneo -Agotado-
Matador B: El Mediterráneo -Agotado-

Matador B. El Mediterráneo

MAT000002
En stock
1.750,00 €
IVA incluido * Entrega: 1 a 3 semanas
ISBN: 978113517721

El Mediterráneo es un espacio vital que ocupa mucho más que un mar. Visto desde Matador, el Mediterráneo llega hasta los confines de África. Es el choque de culturas, Oriente y Occidente. Son las ciudades que vivien al pie del agua, es la opulencia y la pobreza. es la vida amenazada en Sicilia y los emigrantes del Sur en un megápolis como París, Un Mediterráneo en expansión.

Cuaderno de Artista: Eduardo Chillida

Debido a los escasos números disponibles, Matador B no se puede comprar de forma individual. Solo es posible conseguirlo adquiriendo la colección completa de la revista, que actualmente consta de 25 números, de la A a la W

 

Entrega en todo el mundo y opción de devolución.

Matador B despliega sus páginas en torno al Mediterráneo. Una mezcla de gentes, culturas y tradiciones que tienen en común mucho más de lo que se piensa. Un mar entre tierras rodeado por ellas, en palabras del poeta José Ángel Valente.

Portada. El rostro de una mujer african fotografiada por Valentín Vallhonrat ilustra la portada de este número.

Abecedario. En este caso, la B viene presentada por dos dibujos y textos de Fernando Arrabal. Dos dibujos surrealistas que representan a dos peculiares pájaros en vuelo -en blanco y negro- con los que el dramaturgo bromea con la letra B.

La imagen. 
Un equipo deportivo al completo -de la primera mitad de siglo- muestra sus trofeos ataviado con camisetas que llevan la letra B en el pecho. Kinsey BROS homenajea en esta fotografía a la segunda letra del alfabeto.

Desiderátum. José Ángel Valente habla sobre el Mare Nostrum en un texto lleno de belleza y profundidad, como no podría ser de otra manera en este enorme poeta.

Matadores. José Manuel Caballero Bonald retrata al torero Rafael de Paula, Oriol Bohigas a la arquitecta italiana Gae Aulenti e Ignacio Amestoy al dramaturgo Lluís Pasqual. Los tres "matadores" son retratados por Ricky Dávila.

Fotografía. Cinco grandes dosieres fotográficos palpitan en el corazón del segundo Matador. Seydou Keyta, desde su estudio de Bamako, retrata a sus deslumbrantes modelos, que posan con inocentes vestidos de fiesta; cuarenta años antes, José Ortiz Echagüe, un artista descomunal tachado de anacrónico, había llevado su mirada colonial hasta el desierto del Sáhara. Sus improvisados modelos son los hombres y mujeres para los que el Mediterráneo es una frontera que les separa de sus sueños.

En la otra orilla, dos grandes fotógrafos italianos nacidos en los años treinta, Gianni Berengo Gardin y Letizia Battaglia, retratan las dos caras de un país, su Italia, que representa como ningún otro a Europa. Para cerrar nuestro mar, el turco Ara Güler descubre un asombroso retrato de Estambul, en la frontera con Oriente.

La frontera. En su Diario, el pintor Miquel Barceló, que entonces vivía y trabajaba en Mali, reflexiona sobre el arte, la vida, la miseria, el calor y la banalidad, en un texto extraído por él de sus cuadernos de notas.

Fin de siglo. Componen esta sección los textos Las metáforas del navegar, de José Antonio Marina; El educador contra el comunicador, de Rafael Argullol, y El ensueño del agua primordial, de José Jiménez.

Ecología. Los arqueólogos han estado escudriñando el Mediterráneo durante siglos en busca de rastros del pasado, pero el mar también atesora muchos rastros del presente. Cristina Fedi, Alex Marashian y Charles Thompson, miembros del staff de la revista Colors, y los fotógrafos Bela Adler y Salvador Fresneda muestran alguno de los "artefactos" encontrados en sus riberas, fiel reflejo de los pueblos que moran en su litoral. Completa la sección las Naturalezas muertas de Javier Esteban.

Letras. Rafael Alberti gime por su mar del alma, y Rosa Regás ensalza el mestizaje. Un retrato desde dos perspectivas muy distintas del tema principal de la revista.

Manifiesto. El nobel egipcio Naguib Mahfuz habla sobre la convivencia de las religiones en un brillante texto titulado Intransigencia.

Tiempos difíciles. Letizia Battaglia fotografía el mundo de la mafia, James Nachtwey habla del Camino de sangre y Philippe Lopparelli fotografía en Vecinos un barrio mestizo de París.

Pasiones. Cierra la edición un Mar de avisos de Emilio Sola y Le Allattatrice, pieza formada por texto y dibujo de Bigas Luna.

El Cuaderno de Artista lo firma en el Volumen B de Matador Eduardo Chillida, uno de los grandes artistas españoles, que ha legado a la posteridad una importantísima obra escultórica, nacida de una pregunta constante al tiempo y al espacio. Su obra, diseminada por todo el mundo, le sitúa como uno de los máximos exponentes internacionales de la escultura de la segunda mitad del siglo XX. 

Páginas
148
Idioma
Español
Formato
30 x 40 cm
Editorial
La Fábrica
Año de edición
1996

Hay 16 artículos más en la misma categoría

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.